Locación, Argentina, Pilar
+54 9 11 4949-3577
info@argenchinapilar.org

Corría el año 2012.

Joe Biden era el vicepresidente de EE.UU y Xi Jinping el vicepresidente de China.

Biden agasajaba a Xi en Washington D.C.

«Espero que podamos igualar la extraordinaria hospitalidad que tuvo el vicepresidente durante mi visita de cuatro días a China en agosto pasado», diría Biden, acompañando esas palabras con su tradicional sonrisa.

Ya un poco más serio, miró a los ojos a Xi y dijo que «Estados Unidos y China seguirán compitiendo y como estadounidenses, damos la bienvenida a la competencia… es parte de nuestro ADN e impulsa a nuestros ciudadanos a estar a la altura de los desafíos.

Luego llegaría el turno de Xi.

«Estableceremos un ejemplo inspirador y sin precedentes para países con diferentes sistemas políticos, historias, culturas y niveles de desarrollo económico para cultivar relaciones positivas y de cooperación».

Ahora, Xi y Biden serán nuevamente contrapartes, esta vez como presidentes de sus países

Las relaciones entre China y Estados Unidos están en su punto más bajo en décadas.

¿Podrán cambiar el rumbo estos dos viejos conocidos?

Naturalmente, ni bien se conoció la noticia de la elección de Biden, comenzaron a correr las columnas sobre cómo este cambio afectaría a la relación China – Estados Unidos. Te dejo debajo algunas ideas de distintos intelectuales así como también editoriales de periódicos chinos.

“Beijing puede apreciar una administración estadounidense menos errática. Pero no debería esperar que Biden tenga un approach blando…El día de las elecciones, el editor del periódico de propaganda del gobierno chino Global Times, Hu Xijin, publicó alegremente en Twitter que las vidrieras de las tiendas estaban tapadas en las ciudades estadounidenses, y escribió que los disturbios suelen ser una «complicación de las elecciones en los países pobres” y que “Estados Unidos está en degradación»

“China es una suerte de núcleo radiactivo de los problemas de la política exterior de los Estados Unidos”.

Chinese then-Vice President Xi Jinping and U.S. then-Vice President Joe Biden at a welcome ceremony inside the Great Hall of the People on Aug. 18, 2011 in Beijing.

“Por supuesto, el Partido Demócrata es más terco con los valores. Pero como dos grandes potencias, China y Estados Unidos difícilmente caerán en una confrontación estratégica simplemente por divergencias en los valores….La mejor opción de China para hacer frente a los desafíos estratégicos de Estados Unidos es empoderarse a sí misma. China debe convertirse en un país que Estados Unidos no puede reprimir o desestabilizar, y hacer que la cooperación con China sea la mejor opción para que Estados Unidos realice sus intereses nacionales”.

“En su discurso de apertura CIIE, el presidente Xi Jinping reafirmó el deseo sincero de China de expandir la apertura total y hacer del mercado chino un mercado para el mundo, un mercado compartido por todos. y un mercado accesible para todos, que de ninguna manera excluye a EE. UU.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *